Bernat Ripoll

Av. Argentina , 8, 1º E. Palma
971 91 98 96
Especialidades:
Podología general, pediatríca y deportiva. Exploración biomecánica y estudios de la marcha por imagen.

“Seguimos los preceptos de la escuela americana de podiatría”

Muchas veces subestimamos la gran importancia que tiene la pequeña superficie sobre la que está erguida nuestra arquitectura corporal: el pie.

BERNAT RIPOLL/PODÓLOGO
Nuestro cuerpo es una máquina perfectamente diseñada cuando su integridad está en equilibrio. Ya se por factores hereditarios o por malos hábitos pueden aparecer ciertos desequilibrios en nuestro cuerpo que desencadenan algún tipo de lesión. El pie no se libra de estas circunstancias y cuando se dan, aparecen patologías, tanto en las estructuras del pie como en otras articulaciones distantes a él. Es posible que aparezca dolor en rodilla, cadera o zona lumbar como respuesta a un desequilibrio en el apoyo del pie.En estos casos, equilibrando el pie con un soporte plantar (plantilla), desaparece dicho dolor.

Confección de soportes plantares (plantillas)
Para la confección de soportes plantares hay dos escuelas con fundamentos distintos: La europea que trata el pie como un todo y lo diagnostica en su conjunto (pie cavo, valgo, plano…), y la escuela americana, más avanzada a mi modo de ver, que analiza el pie por partes y sus diagnósticos no son de todo el pie sino de una parte del mismo (primer radio plantarflexionado o dorsalflexionado, antepie varo o supinado, antepie valgo…), con sus consecuencias en toda la biomecánica del pie y cuerpo.

¿Soy supinador o pronador?
Otro aspecto poco claro en la población, sobre todo deportiva, es el concepto de “soy supinador neutro o pronador”. En las tres fases de la marcha (apoyo de talón, apoyo total y propulsión) podemos encontrar un comportamiento del pie supinador en las dos primeras fases de la marcha y una pronación durante la última fase de la marcha, la propulsiva. En este caso, a este tipo de pacientes, no se les puede clasificar como supinador- pronador sino que hay que investigar qué elemento del pie falla para reajustar su marcha. Esto solo puede conseguirse con un soporte plantar correctamente diseñado en función del elemento que falla funcionalmente. En la clínica podológica de Bernat Ripoll, colegiado nº 12, se tienen muy en cuenta estos conceptos y se siguen los preceptos de la escuela americana de podiatría a la hora de realizar la exploración biomecánica. Para ello usamos una cámara digital de vídeo a cámara lenta, diseñada para observar el movimiento del pie sobre una cinta caminadora y así poder estudiar con mayor profundidad los movimientos anómalos del pie. En definitiva, muchas veces subestimamos la gran importancia que tiene la pequeña superficie sobre la que está erguida nuestra arquitectura corporal.