Podologia Montuïri

Carrer del Pou del Rei, 42. Montuïri
871 770 097 - 692 512 668

Los retos del podólogo en la sociedad actual. La podóloga Margalida Payeras explica la profesión que ejerce en este concreto campo de la salud.

MARGALIDA PAYERAS/MONTUÏRI
La podología, como profesión, está en constante progreso y su práctica en nuestro país, se encuentra en un nivel muy alto. El término callistas, antigua denominación de los podólogos, ha quedado obsoleto, debido a que las competencias y conocimientos de los podólogos son mucho más profundos y extensos.

Desde 1988, la Podología es una rama de la ciencia médica que se estudia en una Diplomatura de quatro años. Este nuevo enfoque en la formación llevan a que su ámbito se delimite en función de la prevención y corrección de las deformidades de los pies, tales como:

  • La hiperqueratosis (durezas) y helomas (callos) generalmente producidas por un traumatismo repetido.
  • Las alteraciones ungueales, tales como la encarnación de las uñas.
  • Las alteraciones dermatológicas del pie, como la bromhidrosis (afección de la piel provocada por la descomposición de la sudoración).
  • Las infecciones por hongos de las uñas de los dedos de los pies (onocomicosis) que puede también afectar espacios interdigitales e invadir áreas más extensas.
  • Afecciones del pie producidas por enfermedades sistémicas, como la diabetes, que puede conducir a la patología conocida como ‘pie diabético’, caracterizada por una infección, ulceración y/o destrucción de los tejidos profundos.
  • Tratamiento ortopodológico: reducción de las presiones plantares, mediante el estudio de la biomecánica del pie.

Desde las recomendaciones básicas:

  • Usar un calzado adecuado.
  • Realizar una revisión anual de los pies.
  • Evitar la humedad en los pies, sobre todo en los espacios interdigitales.
  • No compartir toallas y evitar andar descalzo por piscinas y duchas públicas.
  • Las personas con diabetes deben ser conscientes de la importancia de un seguimiento riguroso.

Hasta la realización de los cuidados más avanzados. El podólogo es un profesional formado en este concreto campo de la salud. A menudo encontramos casos clínicos cuya causa es un tratamiento inadecuado por personas no profesionales, que han puesto en peligro la salud del paciente.

Los podólogos de hoy sabemos que nuestros retos consisten en una formación permanente, para actualizar conocimientos e incorporar nuevas técnicas, siempre atentos y prontos a dar respuesta a las necesidades que surjan, y con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el bienestar de nuestros pacientes.