Familias

Cambios en el modelo familiar. El partido de extrema derecha Vox defiende en su ideario político la familia tradicional formada por un hombre y una mujer con hijos. Sin embargo, durante los últimos años han proliferado nuevos modelos que rompen con estos estereotipos Durante el 2017, el 46% fueron madres solteras por su elección según el INE.

El estado del bienestar ha transformado a la familia tradicional por la que claman los ultraconservadores de Vox posibilitando la formación de familias en plural: homosexuales, uniparentales, compuestas o familias sin hijos, entre otras, cuya base ya no es la conveniencia sino que se basan especialmente en el amor.

Durante los últimos meses, el partido de extrema derecha ha irrumpido en el panorama político español y uno de sus ejes más reivindicados es la defensa de la familia tradicional basada en un hombre y una mujer casados que deciden tener varios hijos. El partido de Santiago Abascal clama por la “familia natural”, un término que cada día es más anacrónico a tenor de los numerosos tipos de familia que, con los rotundos cambios sociales vividos en este país en las últimas décadas, se han añadido a la familia tradicional añorada por Vox y que son tan normales y tan naturales ya como las de nuestros abuelos, aunque distintas.

¿Quién iba a decir cuando llegó la democracia a la entonces aún católica y casta España que cuarenta años después casi la mitad de los nacidos en el país iban a ser de madre soltera? El 46% concretamente, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2017, y en su gran mayoría por elección de la mujer. ¿O que los homosexuales se casarían y criarían a sus hijos como las parejas hetero? ¿O que los hogares más numerosos en el país serían los formados por dos personas debido al aumento de parejas que no quieren tener hijos, ya sea por motivos laborales o personales? Efectivamente, en la actualidad y según los datos del INE, más del 30% de los hogares están formados por dos personas, y un 25,4% por una persona sola.

Hace un cuarto de siglo, sin embargo, el tipo de familia más común era el formado por una pareja y dos hijos tal como se evidencia en un análisis de los censos de Población y Vivienda de 1991, 2001 y 2011 que realiza cada diez años el INE y que evidencia un constante incremento de las parejas sin hijos o con uno, y el descenso en la cifra de familias numerosas. Actualmente, los hogares formados por cinco personas o más, esas que quieren impulsar los partidos de ultraderecha, son solo el 5,7%.

Estos datos manifiestan que la tasa de natalidad en España es de las más bajas de la Unión Europea, con 8,4 nacimientos por cada mil habitantes, muy lejos de los 20 nacimientos por cada mil habitantes de las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado. De hecho, las españolas cada día tienen los hijos más tarde con una edad media de 32,1 años y tienen de media 1,31 hijos cifra que evidentemente aboca a una pérdida de población.

“Balears registra menos bodas católicas por un menor peso de la Iglesia”, destaca el sociólogo Andreu Grimalt

Los cambios no afectan sólo a la bajada de la tasa de natalidad y a la disminución, por tanto, del tamaño de las familias, sino a su composición y razón de ser. Para tranquilidad de Vox, la familia sigue siendo la institución social básica, pero ahora hay que hablar de familias, en plural. Tal como destaca el sociólogo Andreu Grimalt esta diversidad “es un reflejo de la sociedad actual, de los avances legislativos y morales que se han producido en las últimas décadas y de la pérdida de influencia de la iglesia católica”.

A juicio del sociólogo, “cada vez son más los ciudadanos que aceptan dentro de la normalidad la cohabitación, el matrimonio entre personas del mismo sexo o las separaciones y divorcios”.

Sin embargo, en su opinión, “queda mucho trabajo por hacer, basta ver las propuestas de determinados partidos en favor de la familia ‘como Dios manda’ pero es innegable que se han dado pasos importantes para garantizar la libertad y los derechos de las personas a la hora de formar una familia”. Los cambios en la sociedad y en la familia se han producido gracias al estado del bienestar con la incorporación de la mujer al mercado laboral que permite a la gente decidir.

En Balears se celebraron 700 matrimonios por la iglesia frente a 4.032 civiles en 2017

De hecho, cada vez hay más parejas que viven juntas sin estar casadas y, las que lo hacen, se decantan cada vez más por matrimonios civiles.

matrimonio sin hijosEn Balears se casaron en 2017 4.750 parejas, 700 de ellas por la iglesia católica. Mallorca ha concentrado 3.782 matrimonios, seguida de Eivissa-Formentera (602) y Menorca, con 366.

Por su parte, el matrimonio civil ha alcanzado la cifra de 4.032, de los cuales 3.215 han sido en Mallorca. Por último, 18 se han casado según otras religiones, siendo Mallorca la que más casos concentra, con 16, mientras que en Menorca y Eivissa solo se ha realizado una boda de este tipo.

Balears es una de las comunidades con menor porcentaje de bodas católicas sobre el total de matrimonios, “quizá por un menor peso de la Iglesia”, según destaca Andreu Grimalt. El sociólogo apunta otra de las causas de este rasgo diferencial de las islas: “Haber recibido desde hace décadas un volumen importante de visitantes ha influido en el cambio social y en la aceptación de nuevos tipos de familia”.

El hecho de casarse “para toda la vida” es cada día más utópico. La tasa de divorcios y separaciones en España es de 2,2 por cada mil habitantes y los matrimonios duran una media de 16,6 años.

De esta manera, los divorcios conllevan otras modalidades de familia, como la monoparental con un padre o una madre, la de padres separados con los hijos conviviendo con uno o turnándose, y la familia compuesta en la que se incluyen las nuevas parejas e hijos.

También se va normalizando el matrimonio homosexual. Durante 2017, Balears alcanzó la cifra de 180 (96 bodas entre mujeres y 84 entre hombres). De nuevo, Mallorca sigue concentrando el mayor número de este tipo de uniones con 70 bodas entre hombres y 73 entre mujeres.

Tipos de familia

Familia “de verdad”

A pesar de los avances legislativos producidos en los últimos años, para las nuevas formaciones políticas ultraconservadoras, el auge de estas nuevas familias, que rompen con el esquema tradicional, no son el ejemplo a seguir. Para Vox, “los poderes públicos han de tributar la consideración que merece a la familia natural, es decir, la formada entre hombre y mujer. Ningún otro tipo de unión será equiparada a la de dicha familia, ya que se protegerá el derecho de los niños a tener un padre y una madre”.

Vox también señala que “equiparar a las parejas de hecho con el matrimonio, hace que se pierda la esencia de lo que es un matrimonio y una familia”. Esta formación aboga, para paliar el envejecimiento de la población, por fomentar la natalidad con ayudas y beneficios fiscales de forma especial a las familias numerosas. Sin embargo, la sociedad española mantiene una postura más “moderna” hacia los nuevos tipos de familias que los partidos ultraconservadores. El estudio ‘Ipsos Global Trens 2017’ realizado en 23 países, evidencia que un 65% de los españoles defiende que el estar o no casados no es un factor significativo para el bienestar de los hijos mientras que un 24 por ciento cree que sí influye.

El estudio de este instituto de investigación de mercados internacionales también refleja una tendencia a igualar los roles entre hombres y mujeres en el seno familiar tras el auge de los nuevos movimientos feministas. Así, siete de cada diez españoles afirma que los hombres tienen más que nunca una mayor responsabilidad en el cuidado de los hijos y el hogar, y 8 de cada 10 defienden la importancia del papel de la mujer dentro del hogar y se muestran contrarios a que una mujer solo deba ceñirse a ser una buena madre o esposa.

La sociedad española mantiene una postura más “moderna” hacia las nuevas familias que los partidos de ultraderecha

Así, nos vamos acercando cada vez más al modelo de familias anglosajón y nos vamos alejando del modelo latino. De esta forma, el concepto de familia extensa va desapareciendo conforme crecen otras formas de unión. La nuclear tradicional (madre, padre e hijos) sigue siendo la mayoritaria pero aumentan las monomarentales, las parejas de un mismo sexo con o sin hijos o las compuestas (familias en las que conviven uno a más menores fruto de relaciones anteriores).

Emancipación tardía

No obstante, en opinión de Andreu Grimalt, nos sigue diferenciando un factor clave con los anglosajones o el norte de Europa: los itinerarios de emancipación. “En el Mediterráneo suelen ser más tardíos, vinculados a la estabilidad laboral y la obtención de una vivienda. Aquí entran en juego valores tradicionales (los padres se hacen cargo de los hijos hasta que hayan completado su formación y puedan independizarse) pero también económicos como la precariedad laboral, el acceso a la vivienda y políticos, concretados en la falta de estrategias de ayuda a la emancipación”, sostiene.


 

Familias

Número de matrimonios homosexuales

Periodo de referencia: 2017

Total: 180

HOMBRES: 84

MUJERES: 96

Número de matrimonios en Balears por forma de celebración

Evolución por décadas desde 1997

Año 1997 - TOTAL: 4.118

CATÓLICOS: 2.795

CIVILES Y OTROS: 1.323

Año 2007 - TOTAL: 4.347

CATÓLICOS: 1.791

CIVILES Y OTROS: 2.556

Año 2017 - TOTAL: 4.570

CATÓLICOS: 700

CIVILES Y OTROS: 3.870

Fuente: Institut Balear d’Estadística

Scroll to Top